01 noviembre 2007

"Kuala Lumpur"

Uno de los grandes atractivos de Malasia es su capital, Kuala Lumpur. Ciudad en constante crecimiento y desarrollo que pelea por entrar en el grupo de ciudades modernas bandera del Asia del futuro. Y hasta el momento, os puedo asegurar que sin llegar a deslumbrar tanto como Shanghai o Hong Kong, lo ha conseguido. Después de pasar unos días en Penang, llegué a la capital después de cinco horas de autobús.

Elegí un albergue barato, el mas barato, en la zona de viajeros de Chinatown y aquella primera tarde me dirigí como un rayo a mi encuentro ya casi diario con mis amigos los indios. En Kuala Lumpur se saborea de nuevo esta maravillosa mezcla de cultura y de etnias, por lo que Little India, o la pequena India, es un lugar radiante y lleno de vida donde no falta nada que tenga que ver con la tierra del Ganga. La cena, os podéis imaginar de que se trataba: masala dosa y un curry con arroz. Umm....
Cuando regrese a mi albergue, me encontré con Paul, un koreano con el que me había cruzado también en el dormitorio de Penang. La verdad sea dicha, prácticamente allí apenas nos saludamos, pero los dos teníamos ganas de compañía así que salimos a dar una vuelta juntos por los alrededores de Chinatown, y quedamos también para ir juntos a las Cuevas Batu a la mañana siguiente.
Las Cuevas Batu están a unos 30 minutos en autobús local de K.L. No tienen una historia demasiado larga, pero tuvieron su boom a partir del inicio del siglo pasado, cuando se instalaron numerosos altares hindúes dentro de las cuevas, y a partir de entonces más y más devotos acudían cada año para celebrar un festival llamado Thaipusam. En los últimos años se han juntado mas de un millón de peregrinos, y algunos de ellos marchan en una grotesca procesión, colgándose de la piel ganchos con los que transportan todo tipo de cosas en penitencia. Las Cuevas en sí no eran demasiado grandes, pero sí tenían una altura muy considerable, y los templos hindúes eran bonitos, pero no lo suficiente como para impresionarme después de todo lo que vi en la misma India. En la entrada hay una estatua dorada hindú enorme, la mas grande de su tipo, y 275 escalones hasta la entrada de las cuevas. No me pareció en general que justificase su fama, pero como excursión para pasar un par de horas esta bien.

La manaña siguiente desperté a Paul a las 9 pues teníamos una de las visitas mas esperadas: subir al KCLL, o a las Torres Petronas, el segundo edificio mas alto del mundo con 452 metros de altura. La visita es gratuita, pero hay que ir a la taquilla lo antes posible porque hay un numero limitado de billetes, y cuando consigues el tuyo no te lo dan para el momento, sino que tienes que volver varias horas después. En realidad, no se sube demasiado alto, tan solo hasta el puente que une las dos torres gemelas y que se encuentra a 170 metros del suelo, y se puede permanecer allí disfrutando de la vista y tomando fotos como máximo 10 minutos. Bonito, pero lo mejor de las torres esta por fuera. Se puede disfrutar de estos edificios mientras caminas, casi desde cualquier punto de la ciudad. Es mágico doblar una esquina, o cruzar una calle y ver de repente como despuntan tocando el cielo con sus antenas. No solo deslumbra su altura, sino los materiales, su arquitectura tan particular, donde se funde modernidad y tradición. La base de las Petronas es octogonal, formada por dos cuadrados entrecruzados y esferas en cada uno de los ángulos, y no es algo nuevo, sino una réplica de un diseño tradicional islámico. Es increíble que además de la belleza de las torres, esta encierre un significado.


Mañana marcho para Melaka. La buena noticia es que Nacho se viene conmigo y viajaremos juntos hasta llegar a Singapur. Espero convencerle para que también venga a Borneo. En las últimas semanas, desde que se marcho Kelly os confieso que ando necesitado de compañía. Y bueno... jeje... no es lo mismo, claro está, pero en el poco tiempo que hemos pasado juntos Nacho y yo hemos hecho muy buenas migas y creo que podemos pasarlo muy bien. A Kelly la seguiré echando tantísimo de menos. El tiempo que pasamos juntos en Tailandia fue tan increíble que ahora se nota tanto su falta, y la busco constantemente en mis recuerdos. Pero cuando viajas acompañado siempre te ayuda a superar mas fácilmente la tristeza.
Y bueno, el viaje sigue su curso. En Melaka nos espera una ciudad encantadora con pasado colonial y portugues, antes de llegar a la puntita de la peninsula que es Singapur.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonitas fotos de las Torres, sin duda majestuosos edificios, he tenido la suerte de ver el documental de la serie megastructuras en Discovery Channel y la verdad es que todavía tiene mas merito su construcción ya que tuvieron muchísimos problemas, sobre todo al principio cuando empezaron a realizar los cimientos y se dieron cuenta de que estaban sobre un suelo demasiado blando para poder soportar el enorme peso de la estructura. Otra cosa que me llamo muchísimo la atención fue que al estar hechas de hormigón no de acero como la mayoría de estos rascacielos, tuvieron que inventar un nuevo hormigón mas ligero y resistente, que aligerara el peso total de las torres. Un nuevo hito en la construcción de rascacielos.
A mi me encanta la arquitectura y este tipo de construcciones me hace preguntarme donde están los limites del hombre a la hora de imaginar y crear.
Enhorabuena por haber conquistado Kuala Lumpur y las Petronas.

oskar

SILVIA dijo...

Hola Dee, sigues mandando unas fotos estupendas, acompañadas de comentarios estupendos tambiem. Parece que tienes momentos de un poquito de bajon, pero lo veo normal porque lo de viajar solo (aunque casi no lo haces, siempre te rodeas de buena gente),tiene que ser un poco duro, sobre todo despues de haber tenido una compañia tan especial. Pero ¡animo! porque tu experiencia va a ser inolvidable. Ademas igual a tu vuelta abrimos un restaurante indio, que parece que te mola, je, je. Un besazo.

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Hola Oscar!

Antes de subir al puente de las torres nos pusieron un video muy interesante sobre la construccion y curiosidades. La verdad es que las torres son una maravilla, y como las construyeron tambien.

Imagino que ya estaras haciendo planes para cuando venir!!

Un abrazo!

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Hola Silvia!

Pues viajar es como la vida misma!!! Momentos muy buenos, se alternan con momentos no tan buenos. A veces la gente se piensa que es como estar de vacaciones... pero no es exactamente lo mismo.

Aunque la diferencia es que la cantidad de experiencias a todos los niveles que tienes te hacen crecer mucho mas como persona, yo creo. :)

Y si... la compania ha sido demasiado especial. Es inevitable entristecerse ante la falta de Kelly... jeje... es natural. Pero volveremos a estar juntos.

Lo del restaurante indio... no lo descartes... :))))))))))

Un beso silvia... no sabes que alegria me das, que te tengo perdida por ahi.. a ver si me envias mas noticias de vez en cuando. Besitos!

Yeyu dijo...

hola dave! alucinantes las fotos, pero confieso (vos ya lo sabes) ME DA VERTIGOOOO! creo q jamas me hubiese subido a ese puente transparente, me tienen q sacar en camilla.
me puedo enganchar en el rest indio??!!!!!! me gusto la idea de silvia
besos

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Hola Jessy!!

Me alegro que te gustaran las fotos! Bueno, el puente no era transparente por abajo... jeje.. creo que lo soportarias. Ademas, merece la pena, mujer!!!

Y bueno... habla con Silvia que lleva ella lo del negocio del restaurante... jeje!!

Besos!!! :)

Saul dijo...

Dave son especatulares esa torres, con su puente en medio y todo :-) y lo de "275 escalones hasta la entrada de las cuevas" solo porque tenian numero los escalones ya se me hacia mucho que te pusieras a contarlos :-D.

Como batallas para hacer amigos haya donde vas cabronazo.

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Asi que te fijaste en los numeritos de las escaleras, eh?? jejeje... Pero bueno, te digo la verdad... 275 no son tantos. Ayer subi el Monte Kinabalu y alli se pierde la cuenta!

Un abrazo Sauxinho!