10 febrero 2008

El estudiante.


Como os comentaba en mi pasado articulo en Sydney, de alguna manera he vuelto a ser estudiante. Y es que ser estudiante te da unas ventajas enormes para muchas cosas. Por eso cuando estuve en Bangkok y encontre estos puestitos en plena calle donde uno podia "reconvertirse" a si mismo en lo que quisiera no me lo pense dos veces: yo queria ser estudiante otra vez.

Y dicho y hecho... Un poco de regateo obligatorio en la zona, 120 bahts, 5 minutos y tenia mi carnet en la mano.

Mi mayor problema fue elegir la universidad donde queria estudiar. Por lealtad elegi A Coruña. ¡Pero el nombre tan largo no entraba en el carnet! Asi que finalmente me converti en estudiante de la Universidad de León. Ya veis las vueltas que da la vida!!

1 comentarios:

Awixumayita dijo...

Hola!
Me ha dado un vuelco al corazón cuando he visto tu comentario! No es que me haya enamorada de ti, ni que ya lo estuviera y he estado esperando como una adolescente un mensaje tuyo... Sino porque te despides con un saludo desde australia!
Y digo yo, ¿me leen desde allí?

Y lo ma´s sorprendente es que vengo a tu blog y descubro que eres un Willy Fog logroñés! :D
Que envidia de vida, madre mía. Lo ma´s lejos que estado de Logroño ha sido Londres o Génova, no sé qué esta´ma´s lejos, pero nada ma´s... Jope, ¡llévame contigo! :)

Muchas gracias por leerme, ¡y que alegría ver que te gusta lo que escribo! aunque La Soledad Del Café lo escribí cuando tenía 17 años y era ligeramente ma´s estúpida que lo que soy ahora, a punto de cumplir la friolera de 20.

Besitos naranjas!