28 abril 2008

Buenos Aires me dolió.

A las 9 de la noche, y después de un viaje imposible con 3 vuelos y 36 horas de duración, llegué a Buenos Aires. Siempre había visto ese momento, la llegada al último destino de mi viaje, como algo lejano, como si el tiempo no pasara. En realidad pasa demasiado rápido y desde entonces mi mente comparte el espacio entre la ilusión por las semanas maravillosas que me regalará Argentina y los increíbles momentos ya vividos a lo largo de los últimos meses. Es inevitable de alguna manera, pero también es señal de que estoy viviendo algo muy grande que jamás podré olvidar.


Me dieron las 11 cuando finalmente toqué al timbre del albergue elegido, y casi las 12 cuando por fin salí a dar unos pocos pasos en busca de comida por la famosa Avenida 9 de Julio, la más ancha del mundo dicen (y yo me lo creo).

A la mañana siguiente me encontraba muy cansado y con un poco de dolor de cabeza, seguramente debidos al viaje, así que me lo tomé relajadamente. Dormí mucho e hice la colada en una lavandería cercana, pero que me obligó por primera vez a cruzar la gigantesca Avenida con su majestuoso Obelisco. Hay que tomárselo con calma, es imposible cruzarla toda de un tirón.

El primer guiño que me dio Argentina fue cuando fui a cenar esa misma noche en una pequeña tasca del típico barrio de San Telmo. Me atendió un jovial y pícaro camarero con un exquisito trato más propio de El Bulli que de bar de barrio, pero me hizo reír con sus exagerados gestos y sus alabanzas. Cuando le pedí una Quilmes ni corto ni perezoso me dijo que no me preocupara, que me iba a traer una cerveza muuuucho mejor. Él ya me tenía convencido, pero cuando la trajo quería una confirmación y la probé delante suyo. No pude por menos que dársela con una gran sonrisa en los labios. Sé muy poco de cervezas pero este tipo era genial y me tenía ganado.

Frente a mi había un chico rubio de ojos azules que no parecía Argentino. Aunque no estábamos en la misma mesa, fue inevitable comenzar a charlar. Jess es de Dinamarca, pero lleva viviendo en Buenos Aires con su novia bonaerense 5 años. Ama viajar tanto como yo, así que conectamos estupendamente desde el principio. Le brillaban los ojos cuando le contaba algunas anécdotas de mi trayecto, recordando él mismo los tiempos en que viajaba durante meses. La verdad es que él también tenía mucho que contar y seguramente también pudo apreciar el brillo en los míos. Terminamos nuestras cenas y fuimos a tomar un cafecito a un local muy típico de San Telmo. Después Jess me acercó con su coche al albergue y quedamos en contacto para volver a encontrarnos. Qué rara es la vida a veces… prácticamente la primera persona que conozco en Argentina es un danés. Pero fue fantástico.

El día siguiente comencé a patear de verdad la ciudad. Esta vez asistido de Javi, un tipo genial y amigo de un foro de fútbol en Internet que frecuento (www.forobarcelona.net). Hay que ver… 21 añitos y el tío tiene una de las cabezas mejor amuebladas que conozco. El “Dylan porteño”, como creo que se le empieza a conocer, me llevó de aquí para allá sin parar en unos paseos alucinantes, y además llenos de historia y anécdotas. Si no le conociera diría que estuvo toda la noche estudiando, pero os aseguro que el tío salió así de culto. Como no podía ser de otra forma, me llevó a la Boca, con su precioso y colorido Caminito. Y la Bombonera, estadio de Boca Juniors donde hicimos un tour y coincidimos con Martín Palermo que estaba en medio de una sesión de fotos. Después seguimos recorriendo otros lugares de interés, hasta que me devolvió a mi albergue ya agotado.


Mi último día en Buenos Aires lo pasé otra vez con Javi y un par de buenos amigos suyos visitando lugares como Recoleta, con su famoso cementerio donde yace entre otros Evita Perón.


El bueno de Javi nos invitó a comer en el Club de Golf, que gestiona su papá, y coincidimos allí con un exgolfista profesional Eduardo Romero (http://www.eduardoromero.com/) que estaba siendo grabado para la televisión.

El gran Eduardo Romero, que suerte poder verlo en su tierra

Después el Jardín Botánico y por último nos despedimos hasta mi regreso antes de partir definitivamente para España, pues tengo que pasar de nuevo por allí.

Buenos Aires ya me ha encantado, con sus barrios “españoles”, su gigantesca avenida y su Obelisco, y los simpáticos porteños. Y ahora a descubrir el resto de Argentina. A encontrarme con Marcelo y con Jessica, glaciares, montañas, cataratas y argentinos… lo que me espera todavía….

8 comentarios:

oosKaar dijo...

Dave, explícanos el titulo del post,es acaso alguna expresión de Buenos Aires?

Me ha gustado mucho que coincidieras con Eduardo Romero, es el Seve Ballesteros Argentino, aquí en Logroño, conocemos a una amiga que lo conoce muy bien, (un saludo para Sandra).

Muy bonitas esas fotos tan coloridas de esas casas, pero me quedo con la puesta sol sobre el obelisco, me gusta mucho esa foto (enhorabuena).

Espero que cuando vengas te animes a ir a pegar unas bolas a La Grajera o a Rioja Alta, de paso saludamos a Salva Diez(Gerente de Rioja Alta) exjugador de Baloncesto.

Os dejo su bonito historial:

* Cantera Maristas San José Logroño
* CD Basconia (equipos inferiores)
* 82-83: CD Basconia
* 83-84: Tizona Burgos 2ª Division
* 84-89: Canarias
* 89-93: Pamesa Valencia
* 93-97: FC Barcelona
* 97-00: Caja San Fernando
* 00-01: SL Benfica (Portugal)
* 01-03: Caja Rioja Logroño (EBA)

Coincidimos en unos campus organizados por S.R. Cantabria en Logroño. ¿Lo recuerdas?

Bueno cuídate mucho, enseguida estas con Marcelo y Yeyu.

Me encanta el ofrecimiento que te ha hecho Maga, me encanta el nombre de Ushuaia y creo que debes ir a conocer esa tierra y a su familia, ya nos contaras creo que pasaras por allí ¿verdad?

También vamos a celebrar los 400 días de viaje con un post especial que sera una sorpresa sobre todo para Marcelo y Dave.

Un abrazo para todos, que levantéis las manos al cielo de vez en cuando, respiréis profundamente para recargaros de energía y seáis felices, recordar que las situaciones y coincidencias del día a día nunca son casualidad si sabéis buscar un significado mas allá de la banalidad.

Besos para todos.

Queria mandar un mensaje también a Laki y Silvia,nuestros otros hermanos, que por la conversacion que mantube ayer con Silvia creo que necesitan ayuda, y no están pasando por buen momento, yo que soy un especialista consumado en pasar malos momentos os digo que todo tiene solución, primero tranquilidad,intentar relajaros, descansar bien, comer bien, organizar un poco vuestra vida, o intentarlo al menos, si no comemos bien y no descansamos lo suficiente es normal que nos encontremos cansados, agobiados y sin ideas.
Después analizar que es lo que quereis en esta vida, pero con el corazón, y despues marcar un plan para conseguirlo.

Yo os preguntaria ¿cual es vuestro sueño para esta vida?

Y después a por ello,no conozco otra mejor manera de olvidarse de los problemas que centrarse en lo que queremos aunque aveces sea un esfuerzo tremendo. Como sabéis he tenido unos cuantos sueños, y aunque siempre acabo "fracasando" lo pongo entre comillas ya que nunca es un fracaso intentar algo con todas tus fuerzas y que no salga adelante, siempre tengo en mente un nuevo sueño que me ayuda a llevar una vida digna al menos, sin dolor psicológico. No se si os sirve de ayuda estas palabras pero adelante, venga hermanos que podéis con la situación, solo pensar lo que queréis y lanzaros con sinceridad y sin prisas, disfrutando de cada pequeño paso.

Animo Silvia, Animo Laki... aquí estamos para ayudaros lo que sea necesario.

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Hola Oskar!!

Veras, hay una cancion de Alejandro Sanz que me gusta mucho y que está dedicada a Buenos Aires. Se que él no es el más adecuado para recordarte a esta ciudad, pero recuerdo como escuchaba esta canción hace años y soñaba con pasear por Buenos Aires. La canción se llama "Llega, llego soledad", y en uno de los estribillos dice así: Buenos Aires me dolió.

La coincidencia con Romero es como la vida misma... nunca sabes qué hay destrás de cada esquina! Y mucho más si estás viajando! pensé inmediatamente en vosotros, en Rakel y en ti, y me hubiera gustado saludarle en persona pero estaba grabando un programa.

Las casitas coloridas son de la Boca, la verdad es que es un lugar precioso y con mucho caracter. 100% Buenos Aires.

A Silvia y a Laki les envio unos besos y unos abrazos muy especiales con todo el amor que les tengo. Aunque estoy lejos ya saben que en realidad estoy cerca y me tienen para lo que necesiten. Todos tenemos malos momentos de vez en cuando pero acabamos superandonos. Y tu oscar eres un gran ejemplo por tu lucha y tu coraje y tu infinita determinacion.

Un abrazo

Un abrazo muy fuerte y besos desde Saltaaa!!!

Auxi dijo...

Bueno después de las palabras de Oskar y Dave es difícil dejar una huellita, no sabe una que decir.

El post de Dave en Argentina es genial, y las fotos como siempre increibles, yo también me quedo con la puesta de sol sobre obelisco, sin duda.

A Silvia le envio un saludo enorme, y muchísimo ánimo.

Y a Rubén, que le puedo decir a Laki, el ya sabe que estoy aquí para lo que quiera, creo que no hace falta que se lo recuerde. Pero aun asi le envio un abrazo enorme y toda mi energía para seguir siendo Feliz.

Un besazo

Yeyu dijo...

esa cancion me encanta y obvio q apenas lei pense en ella.
creoq duele dejar baires x eso la cancion!
q bueno q te haya gustado, la verdad BA es alucinante a mi me gusta mucho!
ya estas con marce en san juan y dentro de poco arrivando a patagonia!
beossos

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Como siempre, muchas gracias Auxi, me alegro de que te gusten las fotos y los escritos!

Besos!! :)

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Jessy, ya sabia que te gustaba!! jejeje!!!

Y si, con el Peteto estoy! jajaja...

Besos y nos vemos pronto! :)

... cumpliendo mi sueño de dar la Vuelta al Mundo! :o) dijo...

Por cierto, este articulo se lo queria dedicar a Javi.

Un fuerte abrazo Chapi!!! Gracias por todo!!! :)

Saul dijo...

Hola Dave, te tenia un poco olvidado en cuanto a comentarios, pero siempre me paso por aqui.

Me dio gusto que te la pasaras bien en Argentina y que pudieras conocer a Javi. Seguro que no iba a defraudarte :-D

Espero que no hayas tenido problema con el ropavejero jajaja