01 abril 2008

America, America...


America, America...

He vuelto a Estados Unidos, 15 años después, casi de casualidad. Durante ese tiempo muchas cosas han cambiado. El mundo ha cambiado. Y sobretodo yo he cambiado. El adolescente amante incondicional de las barras y estrellas que fue enviado para estudiar en un instituto se ha transformado en una persona que piensa y que, a veces, reflexiona. Por eso mi visión de este país también se ha transformado.

Para mi Estados Unidos ya no es lo que era. Sospecho que gran parte de lo que ahora es, ya lo era cuando yo lo idolatraba, pero... me hago el tonto y así evito pensar en que yo pudiera ser tan estúpido.

El caso es que ahora estoy aquí y dejando de lado mis sólidos prejuicios, porque lo son, he venido con muchísima ilusión a disfrutar de todas las cosas maravillosas que también existen en este país. Con este preámbulo imagino que os estaréis haciendo a la idea de que algo curioso tengo que contar y no os equivocáis.


Caminaba sobre las fantásticas estrellitas de Hollywood Boulevard disfrutando como un enano. El cine me vuelve loco y eso hace que este sea un lugar muy especial para mi. A lo lejos derrepente vi que había unos muchachos uniformados en lo que parecía ser un partido de baseball. Los colegios y los institutos son lugares llenos de vida, de alegría, de personas, y ademas era un partido de baseball.


Durante mi viaje casi siempre que he pasado cerca de algún colegio me he acercado por curiosidad para ver a los niños o a los chavales, charlar con ellos o ver simplemente como es el lugar. En esta ocasión tenia el aliciente añadido de regresar por primera vez a un High School después de que yo mismo cursara estudios en uno (Skyview High, Billings, Montana).


Unos pequeños recuerdos de mi paso por Skyview High School, en Billings, Montana.

No desperdicie el momento y entre para ver el partido. Hacia un día estupendo, como siempre desde que he llegado, y había mas gente en las gradas, aunque yo estaba detrás de las vallas y a pie de campo. Con mi cámara al hombro tire algunas fotos y disfrutaba del momento. A los pocos minutos vi que un hombre con un walkie-talkie y un polo del instituto, pasando sobre mi lado me pregunto si yo era un "visitante", a lo cual respondí que si. Me dijo que tenia que ir a recepción y sacar un pase, pero no me dio demasiada importancia y siguió su camino. Le conteste con amabilidad y le dije que iba ya mismo. "Es un guardia de seguridad. Claro, es normal con los problemas que tienen a veces", me dije.

Y continué caminando hacia el edificio principal. De pasada me pare en una maquina de refrescos, y antes de que pudiera meter una moneda se me acerco otro individuo y con cierta agresividad me pregunto que cuales eran mis negocios allí. Me pareció un trato bastante desconsiderado y de mala bienvenida, pero de todos modos intente explicar quien era: un simple viajero que deseaba disfrutar de unos minutos en el High School, paseando, recordando viejos tiempos o viendo un partido de baseball. El sujeto me dijo que a menos que yo fuera un padre no tenia nada que hacer allí y debía marcharme. Le dije que entonces deseaba hablar con el director, explicarle quien era y pedirle permiso para estar allí, pero me negó esa posibilidad diciéndome que el era el director.

Pero claro, ya no me chupo el dedo. Le dije que quería ir a las oficinas y hablar con el director o con algún responsable, y el me acompaño intentando explicarme los motivos de su comportamiento hostil.

Una vez en la oficina continuamos discutiendo sobre el tema. Por supuesto, no pude hablar con nadie mas que con el. Le dije que llevaba un año viajando y había visitado muchos lugares, y algunas escuelas y nunca me había pasado nada remotamente parecido. "Yo también soy profesor". Bueno, técnicamente no lo soy, pero como si lo fuera.

Me respondió que me volvería a pasar mas veces y que era una cosa normal. Y por otro lado, me dijo que tirar fotos a los chavales esta absolutamente prohibido. Su tono sonaba a seria amenaza. Finalmente me ofreció que otro guardia me acompañase durante mi estancia allí; ya sabéis, por si las moscas.

En ese momento sentí vergüenza ajena, y sobretodo en lo mas profundo de mi, lejos de sentirme enfadado, sentí una enorme tristeza y compasión por los Estados Unidos de América. Le dije que ya no hacia falta porque me marchaba, y salí de allí. Imagino que el tipo respiraría aliviado y contento por haber cumplido con su obligación y con su trabajo. Me senté a escasos metros de la puerta apesadumbrado y con un amargo sabor en el alma. En que clase de país se ha transformado Estados Unidos?

Yo comprendo los motivos, faltaría mas. Este país se ha convertido en un verdadero problema consigo mismo, donde la violencia esta a la orden del día, y los tiroteos indiscriminados se han convertido en una moda macabra.

El miedo se ha apoderado de la gente de una manera escalofriante, y este episodio es una muestra de ello.
Que una persona cualquiera no pueda libremente pasear por entre un instituto y disfrutar con ello es algo sospechoso y mal visto. Las escuelas en los Estados Unidos son ejemplares en cuanto a medios e instalaciones deportivas, y otra de las cosas que me maravillaban es que no existen las vallas o las barreras como sucede en España. Pero me temo que esto también terminara por cambiar si las cosas siguen así, o empeoran, que es lo mas probable, porque cualquier viandante o cualquier persona es sospechosa antes de que se cometa el delito. O mejor dicho, en este país eres culpable antes de ser sospechoso.


La vida sigue, y afortunadamente puedo decir que este ha sido el momento mas decepcionante de todo mi viaje hasta ahora, lo que dice mucho del Mundo en general y por supuesto afianza mis prejuicios sobre los Estados Unidos. No digo de América porque me dan escalofríos: con que poca dignidad llevan el nombre de América por el mundo...
--
Dave

4 comentarios:

Auxi dijo...

Que pena, culpable sin ni siquiera haber tenido la oportunidad de ser sospechoso, quizá ese sea uno de los problemas de Estados Unidos que hay mil cosas por las que ser culplables, y eso les hace estar alerta constantemente.

Ciertamente una pena.

Espero que puedas seguir disfrutando de otras muchas cosas bonitas que seguro te esperan en ese país.

Un besazo

Yeyu dijo...

los yankis son unos perseguidos, pero bueno "fotografiar chicos" en la escuela es sospechoso, con lo q pasa con los tiroteos y el tema de la pornografia x internet.
en fin no es justificativo pero bueno, son unos perseguidos
segui disfrutando del viaje,
besos mil

Saul dijo...

Una pena lo que te paso en la escuela Dave, no se si sea por el miedo general que comentas o porque el tipo con el que te topaste sea asi. Aunque, para ser sincero, yo tambien veria raro el que un extraño entrara a las instalaciones a fotografiar a los muchachos, pero despues de la identificacion y explicaciones no tenia que haber mayor problema. Yo creo que EEUU es distinto a otros lugares donde has estado por eso, la situacion ahi es diferente y hay que adaptarse un poco a ello. Es triste si lo comparas con otros lugares donde has estado, pero espero que disfrutes igual el lugar.

ana dijo...

Bueno, yo sólo quiero recordarte que dentro de unos días, exactamente el 8 de abril, se cumplen 5 años del asesinato de José Couso a manos de un militar estadounidense por estar ARMADO CON UNA CÁMARA.Sí, fue por eso, porque a la distancia a la que estaba el carro de combate del hotel, el visor del Abrams es capaz de ver hasta los rostros de las personas que podían estar en la terraza, y, por supuesto, distinguir una cámara de televisión de unos binoculares de francotirador No eres el primer reportero sospechoso para ese país, lamentablemente tampoco serás el último. Hay personas en la calle tan extraordinarias como en cualquier otro sitio, no sucumbas al desaliento.
Un abrazo.
P.D. Tengo a tu madre por aquí. Está genial.